domingo, 1 de mayo de 2011

Hoy os quiero enseñar una propuesta diferente que nos hace el artista británico Martin Creed llenando el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo de globos azules. Se trata de una obra en la que el público interactúa, convirtiéndose en parte de esa obra viéndose envuelto en un mar de globos, que pese a su ligereza y aparente falta de contenido, llenan un espacio que puede hacernos sentir distintos sentimientos. Al principio podemos sentirnos alegres y eufóricos como si quisiéramos jugar con ellos, pero puede que poco a poco esa euforia se convierta en agobio o angustia, pues nos puede hacer sentir una falta de aire, que justamente es lo que llena los globos. Una experiencia única y muy interesante para todos aquellos que os atreváis a acercaros hasta Vigo para poder disfrutarla.
Para el resto os dejo este vídeo para que podáis conocerla.