miércoles, 3 de octubre de 2012

Sleep art o cómo pintar un sueño

Acabo de descubrir esta nueva tendencia artística: sleep art (no sé si haré bien en llamarla así) que no me ha dejado indiferente. Se trata de un robot que mediante un sistema de sensores colocados bajo la cama, capta el sonido, la temperatura y los movimientos de la persona que se encuentre durmiendo en ese momento, de tal forma que un robot interpreta los datos y va pintando un lienzo, como si se tratara de un pintor en pleno acto creativo.
Me ha parecido un claro ejemplo de cómo pueden unirse las nuevas tecnologías con el arte, y estoy seguro de que habrá quienes se posicionen en contra de este ingenio, pero lo cierto es que quien lo haya inventado ha derrochado imaginación y creatividad. Además los resultados son ciertamente espectaculares.
Os animo a que pintéis un sueño de colores...