martes, 9 de diciembre de 2014

¡Qué contradicción!

En las fotos que os dejo hoy podéis ver lo que ha quedado de nuestro mural contra la violencia de género. ¡Qué contradicción!
Al parecer alguien que vive inmerso en un mar de violencia descontrolada, no pudo reprimirse al contemplar nuestro trabajo y desató toda su furia sobre nuestra aportación hacia la erradicación de cualquier manifestación violenta.
En fin, que este pequeño comentario sirva para tener un pequeño recuerdo hacia la persona o personas autoras del desastre.
¡Qué lástima que empleen tanta energía en cosas tan destructivas!